viernes, 3 de julio de 2015

Enough

Nunca nada es suficiente. Suficientemente bueno, suficientemente guapo, suficientemente inteligente, suficientemente simpático, suficientemente nada.

Nunca el tiempo es suficiente. El tiempo pasa, pero nunca es suficiente. Siempre esperamos que lo sea, que el paso de los segundos lo sea, pero avanza lentamente y no lo consigue.

Nunca nuestra resignación es suficiente. Aunque nos convenzamos de que lo es, el autoconvencimiento, la aceptación de las cosas. Puedes llegar a aceptarlas, pero nunca las aceptarás lo suficiente. Siempre quedará algo escondido en lo más recóndito de tu subconsciente. ¿Y quién eres tú para sacarlo de ahí? No eres suficientemente poderosa para eso.

Nunca somos suficientemente felices. Siempre hay algo que marca el ‘casi’, el ‘prácticamente’, el ‘no’. Algo que hace que nuestro esfuerzo para ser felices necesite algo más.

Nunca vamos a tener a alguien de forma suficiente. Queremos muchos aspectos de esa persona, esa persona en su totalidad, pero nunca va a ser de forma completa. Suficiente. Plena.

Nunca nos convenceremos de que tenemos lo suficiente. Siempre volvemos a juntar todos nuestros ‘casi’ e intentamos hacer el ‘completo’, y nos decimos que lo hemos conseguido. Pero nunca de forma suficiente.


Ese es el problema. Que nos pasamos la vida buscando que todo sea suficientemente algo, porque estamos convencidos de que puede llegar a serlo, sin saber que eso nunca va a suceder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TAG MEDICINA (3º curso)

 ¡Hola a todos! Este año no he hecho ninguna review de lo que ha venido siendo este curso para mí, y he pensado en hacerlo en forma de tag (...