lunes, 11 de abril de 2016

The fire and the thud

No lo entiendo.
Nada tiene sentido ahora mismo.

Pensaba que ya sí que había sabido perfilar los bordes de lo indefinido, pero no tiene(s) lógica.

Y me da miedo lo que no está definido, llamadme perfeccionista. Aún siguen cabos sueltos, partes que no terminan de encajar en mis neuronas, y no me gusta la incertidumbre. No me gusta lo desconocido. No me gusta ir a tientas a ver qué encuentro.

Que sí, que a veces el factor sorpresa ayuda, emociona, pero ya he abierto demasiadas sorpresas para desconfiar de lo que aparece de golpe de dentro de la caja envuelta con tantos colores. Porque cuanto más bonita sea la caja, más miedo me da lo que hay dentro.

¿Qué haríais vosotros? ¿Os fiaríais de un paquete de regalo envuelto perfectamente que no sabes si sólo va destinado a ti? ¿Lo abriríais?

-importante resaltar la parte de "que no sabes si sólo va destinado a ti"-.



"Will the teasing of the fire be followed by the thud?"

2 comentarios:

  1. Yo sí que lo abriría. Si el regalo es para mí, lo disfruto a solas. Porque disfrutar es la esencia de la vida. Y si no es para mí sólo lo disfruto y cuando lo reclame el otro dueño, lo abandono a su suerte. Pero no se admiten devoluciones con este sistema, claro. Lo que se da no se quita, Santa Rita, ni vuelve por Seur por muy bien que lo empaqueten.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta la idea de "abandonar a su suerte".
      De hecho creo que voy a aplicarla, gracias ;)

      Eliminar

TAG MEDICINA (3º curso)

 ¡Hola a todos! Este año no he hecho ninguna review de lo que ha venido siendo este curso para mí, y he pensado en hacerlo en forma de tag (...