sábado, 21 de mayo de 2016

Miedos

Hoy hace un mes desde que escribí mi última entrada, y bueno, para recompensar la bomba de humo que no he podido evitar hacer, vengo a hablaros de uno de mis mayores miedos, que lleva por nombre una sola palabra, un solo verbo: defraudar.

No soporto que la gente confíe en mí (no me malinterpretéis).
Confiar en el sentido de esperar que yo sea capaz de algo, que me digan que ellos saben que yo puedo cuando yo no lo creo, porque luego, aunque nadie te lo diga, decepcionas.
No soporto decepcionar a la gente. Que piensen que soy mejor de lo que realmente puedo llegar a ser. Tengo miedo de defraudar, siempre, y no puedo hacer nada para evitar sentirme así.

Como ya habréis intuido, uno de mis mayores defectos a mi parecer es la falta de confianza en mí misma. Por muy bien que sepa hacer algo, nunca voy a ir totalmente segura de que yo pueda, y odio esto. Odio sentirme tan insegura cada vez que voy a intentar hacer algo. Odio no ser capaz de hacer algo en un momento determinado por el miedo a fracasar, el miedo a arriesgar. Porque arriesgar implica poner en bandeja toda la confianza que el resto de las personas deposita sobre tu persona, y por tanto esto vuelve a significar una decepción.







4 comentarios:

  1. No me gusta meterme dónde no me llaman, Rocío, pero la verdad es que no deberías empezar disculpándote. Lo primero, porque en realidad no pasa nada si suspendes algo, y lo segundo porque aún no la has suspendido.

    Está bien, muy bien, que te de miedo decepcionar a la gente: creo que eso significa básicamente que la gente de la que te rodeas te importa de verdad. Quizá sea lo mejor no pensar tanto en ellos y pensar más en ti misma. Sal a tomarte una cañeja y despejate, que solo estudiar tampoco es bueno ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo sé... pero me agobio mucho y es lo que no me gusta. Llevas razón, aún puedo aprobar, pero no me gusta llevar la presión de la gente, la mía y la de mi confianza encima mía. Muchas gracias por darme tu punto de vista y ayudarme a ser menos dramática, intentaré confiar un poco en mí y relajarme, y si finalmente suspendo pues a recuperar y ser feliz! :)

      Eliminar
  2. Es muy normal esto que cuentas... cuando yo estaba en primero y segundo me pasaba mucho eso mismo que a ti, y aunque al final aprobase la presión que había sentido no me sentaba nada bien.
    Y sabes lo que pasa? Que llegas a tercero, cuarto, quinto... y te das cuenta de que llevabas dos años de vacaciones! Jajajajaja. Entonces puedes tomártelo todo de dos formas: o aprender a confiar más en ti misma y a preocuparte por ti antes que por nadie, o vives entre agobios y estrés y no disfrutas de nada. Yo opté por la primera opción y en cuanto a los resultados estoy muuuuuuy contenta, puedo decir incluso que estudiando el mismo tiempo o incluso menos y dándole más importancia a otras cosas me va incluso mejor.
    Lo que te quiero decir es que disfrutes de esta etapa, que es muy bonita, y que los agobios son buenos pero en su justa medida. Y sobre todo que confiar en ti misma va mucho más allá de pasar un examen, eres mucho más que una nota :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Voy a intentar llevar esto de forma más relajada, porque en verdad lo que más me agobia es pensar en el resto de la gente en vez de en mí misma, así que voy a dejar de hacer eso. Si decepciono, pues bueno, ya intentaré hacerlo mejor a la próxima, pero pensando en mí :)
      A ver al final qué tal, ya a ver si paso este curso que me está quemando demasiado jajaja.

      Eliminar

TAG MEDICINA (3º curso)

 ¡Hola a todos! Este año no he hecho ninguna review de lo que ha venido siendo este curso para mí, y he pensado en hacerlo en forma de tag (...